Síndrome Radiológico Aislado

Dra. Lilia Nuñez Orozco

El uso cada vez más frecuente de la Resonancia magnética permite que se detecten lesiones de otra manera insospechadas, pues es un estudio frecuentemente utilizado cuando alguien sufre algún golpe en la cabeza o padece dolores de cabeza antiguos o de reciente instalación. Así, en estas personas que no tienen otros síntomas, pueden aparecer lesiones sospechosas de esclerosis múltiple que cumplen con las características de imagen de la enfermedad, pero no han tenido ningún síntoma relacionado, situación denominada síndrome radiológico aislado.

La esclerosis múltiple puede pasar inadvertida durante la vida de los sujetos y ser encontrada por autopsia en un mínimo porcentaje.

Cuando se detectan las lesiones sospechosas de esclerosis múltiple, se recomienda investigar si existen alteraciones de las facultades mentales, que pueden encontrarse aunque no haya otras deficiencias de función, en cuyo caso sí habría que decidir el inicio del tratamiento por considerar una manifestación de la enfermedad. Si no se encuentra nada de esto, se recomienda hacer un seguimiento, pues un cierto porcentaje de casos desarrolla síntomas definidos de la enfermedad, que permiten hacer el diagnóstico definitivo y dar tratamiento.

SÍNDROME CLÍNICO AISLADO

La esclerosis múltiple, al igual que cualquier otra enfermedad, tiene un inicio no detectable porque aún no hay síntomas hasta llegado el momento en que aparece una primera manifestación de la que el paciente puede darse cuenta. A esta manifestación se le llama síndrome clínico aislado y según sus características, permite sospechar que es ciertamente el debut de la enfermedad. Los síntomas más frecuentes son: pérdida de la visión en un ojo (neuritis óptica), alteraciones de movimientos de los ojos o la coordinación de los movimientos de las extremidades o el equilibrio al caminar, deficiencia de sensibilidad en alguna extremidad, deficiencia de fuerza en una extremidad o ambas extremidades inferiores, pérdida de control de esfínteres, aislados o en combinación. Cuando se manifiesta alguno de estos síntomas es necesario acudir al neurólogo para una revisión clínica y realizar una resonancia magnética de cráneo y médula espinal. Si se encuentran lesiones sugestivas de esclerosis múltiple, se considera un alto riesgo de que continúe el curso de la enfermedad y en el futuro haya otra manifestación o brote, por lo que se recomienda desde la primera ocasión, tratar el brote y dar inicio al tratamiento de control de la enfermedad.