Objetivos del tratamiento

El objetivo de los tratamientos en esclerosis múltiple (EM) es disminuir el dañoque provoca el sistema inmune en el sistema nervioso central con el fin de modificar el curso de la enfermedad. Un tratamiento efectivo disminuye lafrecuencia e intensidad de los brotes y logra una menor probabilidad de empeoramiento de la resonancia magnética (IRM) y de desarrollo de discapacidad. Para lograr este efecto sobre la actividad de la EM, es importante que se cumpla adecuadamente el tratamiento, a lo cual se le llama “apego al atratamiento”.

El tratamiento deber ser individualizado

El médico, tras evaluar la historia del paciente, sus manifestaciones y la IRM deberá presentar las opciones de tratamiento que considere más adecuadas según el tipo y severidad de la EM y el estado de salud previo.

Los distintos medicamentos tienen grados variables de potencia y algunos de ellos se prefieren para tratar formas de EM con mal pronóstico o agresivas. Algunos criterios de severidad son: presencia de alta actividad (brotes o en IRM), síntomas que evolucionan rápidamente y síntomas que generan mayor discapacidad. Los medicamentos actualmente disponibles para tratar formas agresivas de EM son: fingolimod, natalizumab y alemtuzumab. El tratamiento debe de ser individualizado: cada paciente es diferente y la respuesta a medicamentos es variable.

Perfilamiento y seguimiento

Frecuentemente es necesario realizar estudios de laboratorio previo al inicio del fármaco debido a la forma de actuar de cada medicamento. A esto se le llama “estudios de perfilamiento”. Además, estos fármacos requieren distintos estudios de seguimiento con el fin de detectar oportunamente efectos secundarios. Para vigilar la respuesta a tratamiento el médico debe de revisar al paciente periódicamente junto con el seguimiento de las lesiones en IRM. También se registrará la presencia y severidad de los brotes. Si el tratamiento no logra controlar la actividad de la EM, se puede diagnosticar falla a tratamiento y se deberá ajustar el medicamento a uno de mayor potencia.

 

Más allá de los medicamentos

Además de los medicamentos, el cuidado de un paciente con EM debe de incluir rehabilitación, tratamiento para los brotes, tratamiento para los síntomas de la enfermedad, valoración psicológica y tratamiento psiquiátrico en caso necesario.

 

Medicamentos inyectables

Interferón beta 1b subcutáneo

Interferón beta 1a subcutáneo o intramuscular

Acetato de glatiramer

 

Medicamentos orales

Fingolimod

Teriflunomida

Dimetilfumarato

 

Medicamentos intravenosos

Natalizumab

Alemtuzumab